Procesos de elaboración

Elaboración del mejor aceite de oliva extremeño

aceite de oliva extremeño

Extremadura es tierra de buenos alimentos. Todos conocemos sus productos ibéricos, sus vinos o incluso sus quesos, pero ¿conoces el aceite de oliva Extremeño? ¿Te gustaría saber cómo se elabora el denominado “oro líquido”? Extremadura es uno de los grandes productores de aceite de oliva de España, y no solo en lo que a cantidad se refiere, sino que también se trata de un aceite de oliva de calidad máxima. Esta región cuenta con dos denominaciones de origen como son “Gata-Hurdes” y “Monterrubio”, aunque prácticamente en todas las comarcas extremeñas se produce un aceite de calidad. Hoy desde nuestro Blog queremos contarte en cuatro sencillas etapas cómo es el proceso de elaboración del aceite de oliva extremeño. ¡No te lo pierdas!

Recogida de la aceituna

La primera etapa en la elaboración del aceite de oliva extremeño es la recogida de la aceituna. La recogida suele llevarse a cabo en los meses de septiembre, octubre, noviembre e incluso diciembre. Son habituales dos métodos distintos para llevar a cabo la recolección de la aceituna. Por un lado tenemos el método manual, y por el otro el método mecanizado o “vareo”. Este último se caracteriza por la sacudida de las ramas de manera que las aceitunas caigan sobre una malla recolectora previamente extendida en el suelo. Una vez que las hemos recogido del olivo, las llevamos a la almazara, donde proseguirá el proceso de elaboración del aceite de oliva.

Molturado, batido y presión de la aceituna

Una vez en la almazara, lo primero es separar la aceituna de todas aquellas ramas, hojas u otros elementos que pueda contener, pasando a ser lavadas y pesadas. A continuación son molidas y deshuesadas, obteniendo una pasta de la cual se separará la parte líquida. Tras separar ambos componentes pasa a la zona de batido y presión, en la cual se obtendrá una masa. Algunas veces se piensa que en el proceso de elaboración del aceite de oliva se desperdicia gran cantidad del producto inicial, pero no es así. El alperujo o la pulpa se utiliza para elaborar aceite de orujo y los huesos de las aceitunas para elaborar combustible orgánico. Además las hojas y ramas son también devueltas al campo.

Decantación y filtrado

En esta tercera etapa es donde se separan todos los componentes. Esos si, solo a través de procesos 100% naturales. Esto se logra gracias a las diferentes densidades de los componentes, de manera que tras varios días de reposo, el aceite se mantiene en la parte superior y los demás componentes bajan al fondo. A continuación el aceite pasa a una fase de filtrado en la cual se eliminan todas aquellas impurezas que pueda contener.

Envasado y etiquetado

La última etapa antes del consumo es el envasado y etiquetado del aceite de oliva extremeño. Esta etapa es fundamental para que el aceite mantenga todas sus propiedades hasta el momento de su consumo, aislándolo principalmente de la luz y de los olores.

Ya solo quedaría degustar este rico producto como más te guste: en ensaladas, con pan, etc. Como puedes comprobar elaborar un buen aceite como el aceite de oliva extremeño no es nada sencillo. Requiere de una buena materia prima y de un cuidadoso proceso de elaboración. Si quieres probar los mejores aceites de oliva de Extremadura, no dejes de visitar nuestra tienda online, donde hemos preparado una gran selección con los mejores aceites de oliva.