Escapadas por Extremadura

4 Castillos extremeños que debes conocer

castillos extremeños

Extremadura es una tierra llena de historia, y buena prueba de ello son los innumerables monumentos de distintas épocas que han sobrevivido al paso de los siglos, mostrándose a día de hoy como uno de los muchos alicientes que ofrece esta región para ser visitada. En el Blog de Sabor a Extremadura queremos mostrarte los encantos de nuestra tierra y por eso hoy queremos contarte cuales son los 4 castillos extremeños que no te puedes perder durante tu próxima visita. ¡Toma buena nota!

Castillo de Luna (Alburquerque)

Si duda, estamos ante el que para muchos es el castillo extremeño con más encanto. Perfectamente conservado, es visita obligada para los amantes de los castillos y fortalezas. Una de sus peculiaridades es su localización, junto a la frontera entre España y Portugal. Fue precisamente esta ubicación lo que hizo a este castillo participe de inumerables batallas, y muy especialmente durante los siglos XII y XIII, siendo objeto de disputas entre moros y cristianos.

El Castillo de Luna fue declarado Monumento Nacional allá por la década de los años 20, y destaca arquitectónicamente por su recinto amurallado a modo de fortaleza, así como por sus imponentes torres de forma pentagonal. Si a esto le sumamos unas vistas espectaculares de su entorno, tenemos una experiencia única.

Castillo de Jarandilla

En la bella localidad cacereña de Jarandilla de la Vera encontramos uno de los grandes tesoros históricos de nuestra región. Hablamos del castillo de Granadilla, uno de los castillos extremeños más notables. Uno de los principales encantos de este castillo lo constituye el hecho de que el gran Emperador Carlos V fijó en él su residencia de manera temporal mientras acababan las obras del Monasterio de Yuste, lugar en el que pasó sus últimos días de vida, aquejado de una grave enfermedad.

Si lo deseas, tú también puedes alojarte en este castillo, ya que en la actualidad es un Parador Nacional de Turismo, algo que ha ayudado sin duda a su conservación.

Castillo de Trujillo

La localidad de Trujillo es uno de los grandes focos de atracción de turismo en Extremadura. Y es que Trujillo cuenta con un conjunto histórico y monumental excepcional y perfectamente conservado. Pasear por sus calles es un viaje al pasado. Y sin duda, el castillo es uno de sus principales alicientes.

El castillo de Trujillo fue construido entre los siglos IX y XII sobre una antigua fortaleza árabe. Todavía hoy tenemos la enorme fortuna de poder disfrutar de esta fortaleza y de cuatro de las siete puertas de acceso que tenía.

Castillo de Medellín

Sin duda, estamos ante otro de los castillos extremeños con más encanto. Situado en un cerro junto a la localidad pacense de Medellín, y en las proximidades al río Guadiana, data del siglo XII, época en la que se notaba la presencia musulmana, y de ahí algunas de las caracerísticas arquitectónicas propias de este castillo, como es el gran aljibe de doble nave que podemos encontrar. También podemos destacar su fortaleza en forma romboidal, sus arcos y sus torres. Todo esto fue tenido en cuenta a la hora de declararlo Patrimonio Histórico Español.

¿Qué te ha parecido nuestro paseo por los castillos extremeños con más encanto? ¡No olvides visitarlos durante tu próximo viaje por Extremadura!