Recetas

Cochinillo extremeño – Receta original

Por 25 diciembre, 2019 Sin comentarios
cochinillo extremeño

¿Te gusta el cochinillo extremeño pero no sabes cómo cocinarlo en casa? ¿Te gustaría aprender al auténtica receta del cochinillo extremeño? Cada vez hay menos dudas de que Extremadura es uno de los lugares en los que mejor se como de todo nuestro país, y este honor lo hemos conseguido con un recetario sencillo, pero con una materia prima de la mejor calidad, aprovechando en todo momento lo que nuestra tierra nos da de un modo natural. Sin duda una de nuestras recetas más populares es el cochinillo extremeño, un plato que es de gran tradición especialmente durante los meses de verano, cuando extremeños residentes en otros lugares de nuestro país regresan a casa para pasar las vacaciones en sus lugares de origen, junto con sus seres queridos.

Aunque el cochinillo extremeño es un plato cuya elaboración requiere de tiempo para que el resultado sea el deseado, podemos decir que elaborar el auténtico cochinillo frito no es nada complicado. Tan solo requiere seguir los pasos que te vamos a contar, y como no, utilizar ingredientes de nuestra tierra. Los ingredientes que necesitaremos para elaborar esta receta son:

  • 1 kg de cochinillo.
  • 8 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de pimentón dulce de la Vera.
  • Media cucharadita de romero.
  • Media cucharadita de albahaca.
  • Media cucharadita de tomillo.
  • 2 vasos de vino (recomendamos vino de pitarra).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Un pizca de sal (a gusto, aunque al utilizar distintas especias en la elaboración de la receta, no es necesario añadir mucha sal).

Una vez que ya tenemos todos los ingredientes sobre nuestra mesa, podremos empezar a cocinar estos ricos ingredientes para conseguir el delicioso cochinillo extremeño. Lo primero que tenemos que hacer es machacar bien los dientes de ajo, hasta que quede una pasta. Podemos hacerlo al estilo más tradicional, utilizando un mortero, y además, añadiremos en él las distintas especias (el romero, el tomillo, la albahaca y la sal), removiendo hasta que los sabores queden bien mezclado. A continuación añadiremos igualmente el aceite de oliva virgen extra (recomendamos cualquiera de los grandes aceites de nuestra tierra, como puede ser por ejemplo el aceite de Monterrubio). Pasamos todos los ingredientes del mortero a un recipiente algo más grande, y le añadimos los dos vasos de vino (a poder ser, vino de pitarra) removiendo todo muy bien para que se entremezclen los sabores. Ahora es el momento de añadir el pimentón de La Vera. Con todos estos ingredientes, habremos conseguido formar un delicioso adobo que será el que aporte ese sabor único que tanto gusta a todos.

Cuando esté preparado el adobo, procedemos a trocear la carne del cochinillo extremeño, en trozos de un tamaño mediano. Sumergimos toda la carne en el adobo, y lo mezclamos todo para que el sabor impregne cada pedazo de carne. Ahora debemos darle tiempo para que los sabores penetren perfectamente en la carne, y para ello lo mejor es tapar el recipiente con plástico transparente de cocina y lo metemos en la nevera durante al menos 12 horas.

Ya solo nos quedaría el último paso, pero no menos importante, que es la fritura. Para ello añadimos en una sartén abundante aceite de oliva virgen extra y lo ponemos al fuego. Una vez que esté bien caliente, el siguiente paso sería escurrir las piezas de carne y añadirlas al aceite, dejando que se cocine a fuego medio según el gusto del consumidor (hay personas a las que les gusta el cochinillo extremeño poco hecho, y otras a las que le gusta que esté crujiente). Según vayamos sacando los trozos de cochinillo de la sartén, es conveniente colocarlos sobre un plato con papel de cocina absorbente, para eliminar el posible exceso de aceite que tenga.

Y así de sencillo. Ya tendríamos listo nuestro cochinillo extremeño frito, elaborado con la receta tradicional. ¿A qué esperas para probarlo?