Denominación de Origen

Denominación de Origen Cereza del Jerte

denominación de origen cereza del jerte

¿Aún no conoces la Denominación de Origen Cereza del Jerte? ¿No has probado nunca la exquisita “picota”? Extremadura es tierra de buen comer, y por ello tenemos la enorme fortuna de contar con numerosos alimentos de gran calidad amparados por alguna denominación de origen o DOP. Algunos ejemplos son la Miel de las Villuercas-Ibores, el Jamón Dehesa de Extremadura, el Aceite Gata-Hurdes, la Torta del Casar, el Queso de la Serena, o los Vinos Ribera del Guadiana. Todos ellos productos sobre los que ya te hemos hablado en nuestro popular Blog sobre Alimentos de Extremadura. Hoy queremos hablarte de otro de los productos estrella de nuestra rica gastronomía. En concreto, vamos a hablarte de la Denominación de Origen Cereza del Jerte, una de las marcas extremeñas más reconocibles dentro y fuera de nuestro país.

Si has tenido la suerte de visitar la comarca de el Jerte, sabrás que su agricultura se basa en el cerezo, en la variedades de Early Lory, Navalinda y California. Cada variedad de cereza requiere un tiempo de maduración distinto. Este es el principal motivo de que la recolección de la cereza en el Valle del Jerte dure varios meses, si bien el momento álgido de la recolección suele ser el mes de junio.

Si has comprado alguna vez cerezas de la Denominación de Origen Cereza del Jerte, seguramente te sonará el término “picota”. Se trata posiblemente del producto estrella. Una variedad autóctona de la zona que lleva cultivándose en la zona desde el siglo XVII. Es la variedad de cereza más demandada por el gran público, principalmente por su sabor y calidad nutricional. Es fácilmente reconocible, al ser no poseer el rabito tan característico de otras cerezas, el cual permanece en el cerezo tras su recolección. Esta recolección se lleva a cabo en el momento óptimo de maduración, por lo que su sabor es extraordinario, y además es llevada a cabo de manera manual, evitando el empleo de otras técnicas más agresivas con el fruto o con el propio árbol. Tras ser cuidadosamente seleccionada y clasificada, se pone a disposición del consumidor. La picota cuenta con un tamaño algo menor al de otras variedades de cereza del Jerte, pero esto más que un inconveniente es una ventaja, ya que ofrece un sabor más intenso.

Sólo un producto de primera calidad puede comercializarse bajo la Denominación de Origen Cereza del Jerte, un sello de calidad que garantiza al consumidor que está adquiriendo un producto 100% natural y que ha sido cultivado, recolectado, clasificado y comercializado bajo unos estándares de calidad muy elevados. Además el productos, al comercializar sus productos bajo este sello de calidad, sabe que sus derechos están protegidos por la DOP, principalmente ante otros productores de peor calidad.

Siempre que compramos Denominación de Origen Cereza del Jerte, debemos fijarnos muy bien en el etiquetado. Y es que en función de la variedad, el etiquetado del Consejo Regulador será diferente. Una etiqueta se emplea exclusivamente para la “Picota”, y otra para el resto de cerezas producidas en la zona, por lo tanto podemos estar tranquilos de qué producto estamos consumiendo en todo momento.

Ya está aquí el buen tiempo y podemos encontrar en el mercado Cereza del Jerte. ¿A qué esperas para probarla?