Denominación de Origen

DOP ¿Qué significan estas siglas?

Por 4 diciembre, 2019 Sin comentarios
dop-denominación-de-origen

¿Has visto las siglas DOP en la etiqueta de algún producto y no sabes qué significan? ¿Que beneficios nos aporta el hecho de que un producto esté clasificado bajo estas siglas? Si te gusta la buena gastronomía, y quieres conocer más sobre los productos de Extremadura con DOP, sigue con nosotros. Hoy en nuestro Blog sobre Extremadura, te traemos un post de lo más interesante.

Las siglas DOP significan ni más ni menos que Denominación de Origen Protegida. Es un distintivo que se utiliza en nuestro país para distinguir a un determinado alimento por su gran calidad. Este distintivo tiene en cuenta un gran número de factores como son la zona de producción, el proceso de elaboración llevado a cabo, y como no, las materias primas empleadas.

¿Y que organismo es el encargado de otorgar esta distinción de calidad? Las DOP son otorgadas de manera directa por el Ministerio de Agricultura. Con ello lo que persigue es proteger los productos gastronómicos producidos en una determinada región geográfica. El productor se compromete a seguir unas pautas muy estrictas, y el Consejo Regulador de la DOP será el encargado de controlar el cumplimiento de esas pautas.

Para el consumidor, el hecho de que un producto disponga en la etiqueta de las siglas DOP es sinónimo de gran calidad. Sabe que está ante un alimento elaborado en las mejores condiciones, y cuya producción cumple con todos los estándares de calidad exigidos por el Consejo Regulador.

Conseguir que nuestro producto lleve este distintivo, no es nada sencillo. Buena prueba de ello es que uno de los sectores gastronómicos más importantes que tenemos en España, como es el del Jamón Ibérico, solo cuenta con cinco DOP (Guijuelo, Teruel, Los Pedroches, Jamón de Huelva, y como no, Dehesa de Extremadura).

Además de las Denominaciones de Origen Protegidas, hay otro distintivo utilizado para destacar la calidad de los alimentos. Hablamos de las Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP). La principal diferencia entre ambas, es que en el caso de las IGP no es necesario que todas las etapas que forman parte del proceso de elaboración se desarrollen en la zona geográfica de referencia, por lo que se puede decir que las exigencias a las que están sometidos los alimentos con IGP son algo menores que las correspondientes a una DOP.

En Extremadura tenemos la enorme fortuna de disponer de hasta once alimentos que cuentan con los distintivos DOP o IGP. Estos son: Torta del Casar, Aceite Gata-Las Hurdes, Picota del Jerte, Queso Ibores, Vinos Ribera del Guadiana, Quesos de La Serena, Aceite de Monterrubio, Miel Villuerca-Ibores, Coderex (Cordero de Extremadura), Dehesa de Extremadura (productos ibéricos), y Pimentón de la Vera.

Afortunadamente Extremadura tiene un enorme potencial para seguir creciendo dentro de la industria alimentaria. Cuenta con los mejores recursos, y una tierra de la que solo pueden obtenerse alimentos de primera calidad, como son los alimentos que ya disponen del distintivo DOP. Sin duda un sinónimo de gran calidad.