Recetas

Ensalada de perdiz con pimientos ¡Conoce la receta típica!

ensalada de perdiz con pimientos

¿Quieres aprender a cocinar recetas sanas, sin privarte del placer del buen comer? ¿Buscas una receta refrescante para los calurosos días de verano, pero con la que poder sorprender a tus invitados? Ya está aquí el verano, y con él, los días de calor. En esta época tendemos a cocinar menos platos elaborados, recurriendo a todo tipo de ensaladas: de pasta, con legumbres, de arroz, etc. Todos ellos platos sencillos, que se elaboran en un periquete y que son muy saludables. Hoy en nuestro Blog sobre gastronomía extremeña queremos enseñarte a preparar una ensalada de categoría. Un plato sencillo con el que podrás sorprender a tus invitados, utilizando ingredientes de primera. Hablamos de la exquisita ensalada de perdiz con pimientos. Una mezcla de sabores espectacular, y que no deja a nadie indiferente. Toma buena nota de esta receta y ponte manos a la obra. ¡No te arrepentirás!

Para preparar nuestra rica ensalada de perdiz con pimientos vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 300 gramos de perdiz en escabeche. Puedes comprarla ya preparada en bote. El resultado va a ser igualmente espectacular.
  • 2 pimientos rojos.
  • 2 pimientos verdes.
  • Lechuga (preferiblemente brotes tiernos). Si te gusta más, puedes sustituir la lechuga por hojas de espinacas.
  • 2 huevos cocidos.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre balsámico.

Lo primero que debemos hacer para preparar la ensalada de perdiz con pimientos es precisamente asar los pimientos. Colocamos los cuatro pimientos (dos verdes y dos rojos) en una fuente para horno, con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal y un un poco de agua. Precalentamos el horno a 180ºC, e introducimos la fuente durante 15 minutos. Transcurrido este tiempo sacamos la fuente, damos la vuelta a los pimientos, y lo introducimos en el horno otros 10 minutos. En este tiempo deberían estar listos. Tras sacarlos del horno, debemos dejar enfriar unos minutos, los suficiente para que podamos pelarlos con las manos si quemarnos. Tras pelarlos, los cortamos en tiras de un tamaño mediano. Cortamos también la cebolla y los huevos cocidos a tiras, y los mezclamos con los pimientos y una pizca de sal, para que los sabores vayan fusionándose.

Una vez que ya tenemos los pimientos listos, podemos empezar a preparar el plato en sí. Podemos presentar la ensalada en una fuente grande, de la que luego apartaremos a cada comensal, o podemos directamente preparar raciones individuales, algo que quizás suponga un trabajo adicional, pero que suele resultar más conveniente, especialmente cuando tenemos invitados y queremos causar una buena impresión. En cualquier caso la forma de montar el plato es idéntica. Podemos ayudarnos de un molde o aro de los que venden para emplatar, ya que el resultado será más atractivo. Empezamos colocando la lechuga en el fondo, de una manera ordenada, y ligeramente compactada, para que no se desmorone el plato en exceso una vez que retiremos el molde. La siguiente capa que colocaremos será la de los pimientos asados con la cebolla y el huevo cocido en una capa generosa, de altura similar a la capa de lechuga que hemos colocado previamente. Encima, ya solo nos quedaría colocar la perdiz escabechada, y regamos la parte superior con un chorrito de aceite de oliva y otro de vinagre balsámico (sin abusar de este último, ya que podría camuflar en exceso el sabor de la perdiz escabechada, que es sin duda el ingrediente estrella de este plato).

Y así de sencillo tendríamos preparada nuestra rica ensalada de perdiz con pimientos. ¿A qué esperas para probarla?