Escapadas por Extremadura

3 paraisos naturales extremeños para desconectar de la rutina

Paraísos naturales extremeños

Cada vez son más los que reconocen la grandeza medioambiental que posé Extremadura. Esto hace que cada año nos visiten miles de expertos y aficionados en busca de una fauna y una flora poco común en otras latitudes. Y es que Extremadura ha sabido conservar como pocos sitios su ecosistema, lo que nos permite disfrutar de los mismos espacios que disfrutaban nuestros antepasados siglos atrás. Hoy desde el Blog de Sabor a Extremadura queremos enseñarte 3 paraísos naturales extremeños perfectos para desconectar de la rutina. Lugares de ensueño en los que pasar tus próximas vacaciones si eres amante de la naturaleza. ¡Toma nota!

Sierra de Gata

Uno de los paraísos naturales extremeños más desconocidos para el gran público. Un lugar de gran belleza, ideal para visitar en cualquier época del año, aunque es cierto que en otoño cobra otra dimensión, con sus bosques de roble, madroño, alcornoque, encina, castaño, pinares, e incluso olivos. Además, durante el mes de noviembre se realizan en la zona gran cantidad de actividades culturales y gastronómicas.

Son muchos los espacios protegidos que podemos encontrar en la zona. Espacios que merecen la pena ser descubiertos. Y por si la naturaleza no te parece motivo suficiente para ir, también dispone de pueblos llenos de encanto, con una arquitectura popular única y en un estado de conservación excelente. Pueblos como Gata, Hoyos, Trevejo, Robledillo de Gata, San Martín y Torre de Don Miguel son espacios en los que desconectar. Lugares en los que parece haberse detenido el tiempo. Sin duda Sierra de Gata es un lugar que visitar.

Tajo Internacional

Esta región compartida con nuestros vecinos portugueses forma parte de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera, lo que da una idea de su importancia medioambiental.

Uno de sus grandes encantos es poder navegar por el Balcón del Tajo, un espacio singular de gran belleza, en el que se puede divisar una flora y una fauna de gran interés. Especies como el lirio, el águila imperial o el buitre negro tiene aquí su espacio.

Al igual que en el caso de la Sierra de Gata, el otoño es la mejor época para ir, ya que en esa época se organizar gran cantidad de actividades, con la gastronomía como gran protagonista. Otras actividades muy recomendables son la trashumancia en Brozas o las jornadas agroalimentarias de Valencia de Alcántara. Sin duda uno de nuestros paraísos naturales extremeños que no te debes perder durante tu próxima visita a Extremadura.

Valle del Jerte

No podíamos olvidar en este post una comarca tan popular y visitada como es el Valle del Jerte. Un espacio donde la oferta de actividades en el medio-ambiente es muy amplia. Y si hay un momento especial en el que visitar esta comarca, es sin duda en “cerezo en flor”. Unas fechas en las que el campo muestra una belleza única, y que cada año trae a miles de visitantes. Además se organizan jornadas micológicas, mercados medievales, exposiciones de pintura…¡y mucho más!

¿Todavía no tienes planes para tus próximas vacaciones¿ ¿Por que no le das una oportunidad a uno de estos paraísos naturales extremeños? ¡No te arrepentirás!