Procesos de elaboración

¿Cómo se elabora el paté ibérico extremeño? ¡Descubrelo!

paté ibérico extremeño

¿Quieres aprender a elaborar tu propio paté ibérico extremeño? ¿Buscas un producto natural con el que cargar pilas en el desayuno? Si sigues nuestro Blog sobre alimentos extremeños sabrás que Extremadura es una tierra de buen comer. Son muchas las recetas que te hemos enseñado, y toda ellas cuentan con un denominador común: son recetas 100% naturales elaboradas solo con los mejores productos de nuestra tierra. Por ello hoy queremos contarte cómo preparar tu propio paté ibérico extremeño. Una alternativa a la deliciosa cachuela. ¡Manos a la obra!

Los nutricionistas siempre comentan que el desayuno es la comida más importante del día. No en vano es el momento en el que coger fuerzas para una larga jornada de trabajo. Son muchas las opciones que tenemos para el desayuno, pero la que te proponemos hoy es especialmente exquisita. Y es que pocas cosas hay mejor que una buena rebanada de pan de pueblo tostada, untada con una buena capa de paté ibérico extremeño. Un desayuno para chuparse los dedos.

Como siempre, cuando te enseñamos a preparar una receta, lo primero es repasar uno a uno los ingredientes que necesitaremos, y así no olvidar nada. En este caso vamos a preparar una ración generosa, ya que se trata de un producto que podemos conservar perfectamente en la nevera y disfrutar de ella durante varios días. En concreto necesitaremos:

  • 500 gramos de manteca de cerdo ibérico.
  • 250 gramos de hígado de cerdo.
  • Pimienta molida.
  • Comino.
  • 6 dientes de ajo.
  • Sal.

Como puedes ver, se trata de ingredientes sencillos, económicos, y que son fáciles de encontrar. En cuanto al proceso de elaboración, es igualmente sencillo. No necesitarás ser un “cocinillas” para preparar un exquisito paté ibérico extremeño. Podemos empezar preparando los ajos. Los pelamos y los cortamos en trocitos. A continuación podemos trocear el hígado de cerdo (recuerda que si es de cerdo ibérico, mucho mejor ya que aportará un sabor especial a nuestro paté extremeño). El siguiente paso sería hacer un sofrito con los ajos y lo reservamos para más tarde. A continuación derretimos la manteca, lo que podemos hacer a fuego muy lento en una sartén. Una vez que la manteca esté derretida, le añadimos el hígado, los ajos y la pimienta negra molida, dejando todos estos ingredientes a fuego lento durante diez minutos más, y removiendo frecuentemente para que se entremezclen los sabores. Transcurrido este tiempo, ya solo nos quedaría introducir todo esto en un recipiente adecuado para batirlo, añadiendo, como no, la sal y el comino. Como siempre la cantidad a emplear de los distintos condimentos depende del gusto del consumidor. Batimos todo hasta que quede una pasta homogénea. Recuerda que si prefieres elaborar cachuela, puedes seguir esta misma receta, pero añadiendo un par de cucharaditas de Pimentón de la Vera. El resultado es igualmente delicioso.

Ya solo quedaría esperar a que enfríe, y guardar en recipientes, preferiblemente de cristal. Hay que tener en cuenta que durante el proceso de enfriado suele separarse la grasa del resto de ingredientes. Para evitar esto, un truco es remover periódicamente durante el tiempo de enfriado. Y así de sencillo tendríamos nuestro paté ibérico extremeño listo para consumir.

Y si eres de los que prefieres que dejar la cocina en manos de expertos, recuerda que en nuestra tienda online tienes una gran selección con el mejor paté extremeño. Productos de la tierra directamente de nuestra tienda a tu mesa.