Denominación de Origen

6 beneficios de ofrecer un producto con denominación de origen

producto con denominación de origen

¿Conoces todas las ventajas competitivas que tiene un producto con denominación de origen en un mercado tan exigente como el actual? ¿Sabías que hay estudios que revelan los muchos beneficios que aporta a un determinado producto el hecho de disponer de un sello de calidad tan importante con son las Denominaciones de Origen? Hoy desde nuestro Blog sobre Alimentos de Extremadura queremos contarte por qué es interesante que ofrezcas un producto con denominación de origen. En concreto te vamos a contar hasta 6 beneficios que te aporta tener una denominación de origen en tu producto. ¡Comencemos!

1/ Protección de tus productos ante “falsificaciones”

Son muchos los productores en todo el mundo los que se dedican a ofrecer su producto bajo un sello de calidad que no le corresponde, consciente de que así sus ventas se verán incrementadas notablemente. Pero por suerte, también son muchos los organismos que se encargan de velar porque esto no sea así, por lo que si dispones de un producto con denominación de origen puedes estar seguro de que tus derechos estarán bien protegidos.

2/ Calidad constante

Es cierto que el control de calidad al que se ve sometido un producto con esta distinción es muy estricto por parte del Consejo Regulador de la D.O., algo que aveces puede resultar complejo para el productor, pero que a la vez garantiza que el producto cumple con la calidad exigible a lo largo de todo el proceso de producción y elaboración.

3/ Reconocimiento global y exclusividad

Puede que nuestra marca como tal no diga nada al consumidor medio, pero sí la denominación de origen bajo la que comercializamos nuestro producto. Esto garantiza al consumidor que está ante un producto de primera calidad, por lo que su compra es un acierto seguro.

4/ Internacionalización de nuestra marca

Si comercializamos nuestro producto bajo el amparo de una denominación de origen, tendremos mucho más sencillo acceder a mercados nacionales e internacionales. Las puertas de estos mercados estarán abiertas siempre para productos de calidad, con lo que nuestras ventas pueden verse incrementadas de un modo muy importante.

5/ Conservar la tradición

Otra de las claves que persiguen las denominaciones de origen, es que se respeten y conserven las tradiciones en lo que al proceso de producción y elaboración se refiere, minimizando en la medida de lo posible la industrialización. Y es que solo aplicando técnicas tradicionales podemos obtener un producto 100% natural y de calidad.

6/ Estrategia de marketing

En un mundo tan globalizado y competitivo como el actual, el hecho de ofrecer un producto con denominación de origen es un factor diferencial. Puede ser la clave que lleve al consumidor a decantarse por nuestro producto, y no por otro. Además hay que tener en cuenta que una D.O. es una marca muy potente por si misma, por lo que con toda seguridad será fácilmente reconocible por el consumidor.

Como puedes ver, el hecho de ofrecer un producto con denominación de origen son todo ventajas. Unas ventajas que favorecerán con todo seguridad las ventas de tu producto, y la expansión de tu marca.