Escapadas por Extremadura

Puente romano de Alcántara: Descubre su historia

puente de alcántara

A lo largo de la historia han pasado por nuestra región muchas civilizaciones. Todas ellas han dejado su legado en nuestro territorio. Pero sin duda, los romanos fueron los que más influencia tuvieron en nuestra región. Buena prueba de ello es la ciudad de Mérida, que es posiblemente la mayor concentración de arte romano (y mejor conservado) que podemos encontrar en todo el territorio español. Pero, además de Mérida, en Extremadura existen muchos lugares en los que disfrutar del arte y la arquitectura romana. Un claro ejemplo de esto es el Puente de Alcántara. Uno de los puentes romanos más espectaculares y mejor conservados de los que podemos encontrar fuera de Italia. Sin duda un lugar que aún sigue siendo desconocido para muchos, pero que sorprende a todo el que lo visita. Hoy desde nuestro Blog queremos contarte más sobre la historia del Puente de Alcántara.

Debemos remontarnos al siglo II d.C. para encontrar la construcción de el Puente de Alcántara, a manos del popular arquitecto Cayo Iulio Lacer. Un puente que tenía como misión principal salvar el cauce de río Tajo, facilitando la comunicación entre la ciudad de Norba (lo que actualmente se conoce como Cáceres) y Coninbriga (la localidad portuguesa de Condeixa-a-Velha).

La longitud de este puente elaborado en su totalidad en piedra es de 214 metros, y está apoyado sobre cinco pilares y en sus dos estribos. Cada uno de los arcos centrales cuenta con un vano de 30 metros y una altura libre de 48 metros, dimensiones que no hacen más que confirmar su espectacularidad. Aunque sus dimensiones pueden parecer excesivas para el caudal habitual en este río, fue diseñado sabiamente para permitir el paso del agua en los momentos de mayor crecida.

Uno de sus elementos más destacados es el “Arco del Triunfo” que se levanta sobre la pila central y que cuenta con unos 13 metros de altura. Este arco ha sufrido ciertas modificaciones a lo largo de su historia, pero conserva inscripciones originales como son la fecha de su construcción y una dedicatoria al emperador Trajano.

En cuanto a la calzada de paso que alberga, dispone de una anchura de 8 metros, y cabe destacar que a día de hoy permanece abierta al tráfico.

Este puente ha sufrido las consecuencias de grandes conflictos históricos como fueron la época de la Reconquista (principio del siglo XIII), la Guerra de la Restauración (mediados del siglo XVII) y la Guerra de la Independencia (principios del siglo XIX).En estos tres momentos históricos el puente de Alcántara sufrió importantes daños, y es que como elemento fundamental de paso, su destrucción era un factor estratégico que podía resultar clave en cualquier conflicto bélico.

Afortunadamente también han existido otros momentos en que se invirtió en su reconstrucción. La última reconstrucción importante de este bello puente se llevó a cabo en el siglo XIX bajo el reinado de Isabel II. Un siglo después, aprovechando las obras del Embalse de Alcántara, que dejaron temporalmente seco el cauce, se procedió a consolidad los cimientos de los pilares centrales, una obra fundamental para garantizar su estabilidad a lo largo del tiempo.

¿Todavía no conoces el Puente de Alcántara? ¿A qué esperas para visitar uno de los monumentos más bellos de nuestra región?