Denominación de Origen

Ternera de Extremadura, ¿por qué tienes que probarla?

Por 25 octubre, 2018 Sin comentarios
Ternera de Extremadura

Extremadura es una de las comunidades donde el buen comer está más que garantizado. No en vano en nuestra región disponemos (entre muchos otros productos) de populares quesos, la mejor cereza, unos productos ibéricos sin competencia, unos aceites que traspasan fronteras y unos vinos de una enorme calidad. Hoy desde el Blog de Sabor a Extremadura queremos dar a conocer otro de los productos estrella de la gastronomía extremeña. Estamos hablando de la Ternera de Extremadura. ¿Aún no la has probado? ¿A que esperas?

Dentro de nuestra región se crían diversas razas autóctonas tales como la retinta, la avileña negra ibérica, la morucha o la blanca cacereña, criadas en un sistema de producción extensiva en nuestros campos. Y es precisamente la naturaleza de nuestra tierra lo que hace especial a la ternera de Extremadura. La cría del animal en un ecosistema de dehesa donde tiene acceso a excelentes pastos y bellotas da lugar a una carne jugosa, de gran sabor, y con una grasa entreverada que hace que sea una carne tierna.

Para controlar la calidad de la ternera que se produce en nuestra región, existe el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida “Ternera de Extremadura”, controlando principalmente que la carne procede exclusivamente de razas autóctonas que han sido criadas en régimen extensivo dentro de nuestros campos. Solo las mejores carnes disponen de un sello de calidad como este.

Otra característica que diferencia unas carnes de otras, es la edad del animal en el momento del sacrificio. En este sentido podemos encontrar tres presentaciones distintas de una misma carne: Ternera, Añojo y Novillo, que varían desde menos de uno a tres años de vida, y en función de esta edad, la carne tendrá un color, una textura y un brillo diferentes.

  • Ternera: Carne de color rojo brillante, con una grasa de color blanco, una consistencia firme y una textura fina.
  • Añojo: Carne de color entre rojo claro y púrpura, con grasa de color blanco. Al igual que en el caso anterior, presenta una consistencia firme y una textura firme.
  • Novillo: Carne de color rojo cereza, con grasa de color crema. Consistencia firme al tacto y ligeramente húmeda, con un moderado nivel de grasa intramuscular.

Otro aspecto muy importante a la hora de comprar ternera de Extremadura, es el despiece. Y es que de un mismo animal se pueden sacar gran multitud de piezas de carne, cada una con sus propias características, y más o menos aptas para un determinado tipo de cocinado. A saber: solomillo, lomo, falda, costillar, morrillo, redondo, babilla, carrillada, morcillo, etc. En cualquier caso, todas ellas de gran calidad.

En cualquiera de sus variantes, la ternera de Extremadura es una carne caracterizada por su intensidad de sabor, su aroma, su color intenso, su jugosa textura, su escasa pastosidad, la persistencia del aroma cárnico y su terneza. Todas estas características hacen de la Ternera de Extremadura un producto único y exquisito. Totalmente recomendable para los amantes de las buenas carnes.