Tortas de queso extremeños - Sabor a Extremadura

Torta del Casar

Tienda online Torta del Casar

La Torta del Casar es uno de los quesos más apreciados en España y por eso ha llevado a nuestra comunidad a ser una de las más apreciadas en el sec...

La Torta del Casar es uno de los quesos más apreciados en España y por eso ha llevado a nuestra comunidad a ser una de las más apreciadas en el sector del queso. Su sabor único y su textura cremosa han enamorado a muchos chefs que cada día más la utilizan para darle un toque único a sus recetas. Este queso se puede disfrutar de muchas maneras y por eso es la opción perfecta para cualquier ocasión. Entra en nuestra tienda online y podrás comprar Torta del Casar a un precio incomparable de forma rápida, sencilla y sin moverte de casa. Además, podrás disfrutar de portes gratis si superas el mínimo establecido en la compra online. ¿A qué esperas para incluir la Torta del Casar en tus recetas?

Leer Menos Leer Más

Mostrando 1 - 3 de 3 productos
Mostrando 1 - 3 de 3 productos

Torta del Casar

¿Cómo comer la Torta del Casar?

Lo primero que debes saber de la Torta del Casar es que no es un queso como los demás, así que, si es la primera vez que lo vas a consumir en casa, sigue estos consejos:

1. Temperatura: Para poder mantener tanto las propiedades como el sabor, la textura y el olor, debes tener en cuenta tanto la temperatura como la humedad ambiental. Lo más recomendable, si vas a mantener la torta durante un periodo de tiempo en casa antes de consumirla es, si es verano, conservarla en el frigorífico y si es invierno puedes dejarla en la despensa siempre que esta esté entre los 5 y los 10 grados y con una humedad del 85 al 90% aproximadamente.

Cuando vayas a tomarla, recuerda sacarla del frigorífico una hora antes para que la torta llegue a su temperatura idónea para el consumo.

2. Corte: A la Torta del Casar hay que tratarla con mimo y delicadeza, primero la desenvuelves, quítale todo el envoltorio que traiga y la venda. Una vez despojada de sus vestiduras, coge un cuchillo y corta la parte superior recorriendo el borde de la parte circular que la corona hasta conseguir quitar la corteza como si fuera una tapa de un bote. Retírala y resérvala para colocarla encima otra vez cuando la vayas a guardar, de esta forma la torta quedará protegida. Coloca el resto de la torta en un plato pequeño y ya está lista para tomar.

3. Untado: Si vas a degustar la Torta del Casar sola, puedes tomarla con biscotes, colines, pan de pueblo… ¡con lo que quieras! Incluso puedes probar a tomarla con tiras de zanahorias o apio. Es muy recomendable utilizar un cuchillo especial para untar, de punta redondeada, de esta forma el resto de la torta no se dañará y mantendrá su forma.

4. Una vez abierta, al guardar el resto, coloca la tapa previamente reservada, para que el interior de la torta quede protegido y métela en el frigorífico. Es recomendable que no la guardes junto con otros alimentos que tengan un olor fuerte, ya que éstos pueden absorber otros aromas y estropearse. Si eres de aquellas personas a las que les encanta el queso, pero no tanto el olor, puedes guardar la Torta del Casar abierta con la tapa de queso protegiéndola dentro de un tupper hermético, así al abrir el frigorífico no te embriagará su olor.

5. De la Torta del Casar se aprovecha hasta los “andares”, si los tuviera. Mucha gente no sabe que la corteza de la Torta del Casar también se puede comer, ¡de este manjar nada sobra! Cuando ya hayas terminado con el interior, parte en trocitos la corteza y degústala en un plato como si fuera una tapa o también podrás utilizar la Torta del Casar en recetas diferentes, ¡te sorprenderá!

Torta del Casar, ¿cómo se hace?

El proceso de elaboración de la Torta del Casar comienza con el cuidado de las ovejas en las explotaciones ganaderas de las que se obtiene la leche, estas pertenecen a las razas merina y entrefino. Una vez extraída la leche de oveja, se transporta hasta la quesería, aquí es donde empieza la transformación:

1. Cuajado. Es el primer proceso al que se somete la leche una vez entra en la quesería. Consiste en separar el suero que contiene la leche. La leche se trasiega a la cuba de cuajado tras tamizar la misma para eliminar cualquier impureza que pudiera tener. Una vez terminado este proceso, se eleva la temperatura de la leche hasta los 28 o 32 grados centígrados.

2. Cardo. Para terminar el cuajado, una vez la leche llega a esa temperatura, se le añade el cuajo, es decir, el líquido que se obtiene de la maceración en agua de la flor del cardo “Cynara Cardunculus” y se deja durante más o menos una hora para que el cardo haga su trabajo y la mezcla se transforme en una cuajada.

3. Corte. Una vez la cuajada esté lista, pasará por unas máquinas con hilos finos metálicos, conocidas comúnmente como “Liras”, que romperán este cuajado en trocitos tan pequeños como el de granos de arroz para poder moldearlos y conseguir esa forma tan características del queso Torta del Casar.

4. Moldeado y prensado. Ha llegado el momento de darte forma a la torta. De manera manual y una a una, se extrae la mezcla final cortada en granos finos y se van rellenando los moldes redondeados con mucho cuidado, mimo y cariño. Cuando estos están llenos, llega el momento de realizar el prensado, esto se realiza para eliminar la totalidad del suero que haya podido retener la cuajada. ¡Por fin podremos ver la forma definitiva del queso Torta del Casar!

5. Salado y maduración. Tras el moldeado y el prensado, podemos desprendernos del molde y sacando cada pieza de una en una, como último paso en su elaboración, se realiza el salado, este se puede realizar de dos formas: extendiendo la sal directamente sobre la torta, o sumergiendo la torta en una salmuera. Finalmente, para la maduración del queso Torta del Casar se utilizan cámaras con una temperatura baja y alta humedad relativa en la que se deja reposar la torta durante un par de meses. Cabe destacar que, durante ese periodo de tiempo, se voltea la torta en la cámara diariamente para que el proceso de maduración se lleve a cabo de forma correcta.

6. Etiquetado y venta. Tras la maduración, es habitual que se envuelve cada queso Torta del Casar con una venda para que mantenga su forma ya que su corteza aún es algo blanda y su contenido es cremoso. Además, fíjate bien en que la etiqueta lleve el lugar de origen de la elaboración de la torta, D.O.P. Torta del Casar.

Este delicioso manjar se puede consumir como aperitivo, tapa o la puedes incluir en tus recetas. ¡Marida genial con carnes, pescados, pastas y salsas! ¿Aún no sabes dónde comprar Torta del Casar? En nuestra tienda online podrás comprar Torta del Casar al mejor precio y desde casa. ¿A qué esperas para probarlas?