Morcillas y Pateteras extremeñas - Sabor a Extremadura

Morcillas y Patateras

Tienda online Morcillas y Patateras

La patatera y la morcilla son los embutidos más típicos de nuestra comunidad, sobre todo, la patatera extremeña que ha conseguido con el paso del t...

La patatera y la morcilla son los embutidos más típicos de nuestra comunidad, sobre todo, la patatera extremeña que ha conseguido con el paso del tiempo, hacerse un hueco en la gastronomía del país.

Tanto la morcilla como la patatera extremeña cuentan con una larga tradición. Desde las primeras matanzas realizadas en nuestra comunidad, las mujeres, encargadas en aquella época de esta tarea, elaboraban con mimo y cariño estos riquísimos y nutritivos embutidos. A parte de estar riquísima, la patatera extremeña, es reflejo de la vida de aquella época en la que las jornadas de trabajo al aire libre eran largas y duras, por eso la patatera o la morcilla patatera extremeña era un alimento indispensable en el almuerzo de cada día, ya que les aportada todos los nutrientes y la energía necesaria hasta que llegaba la hora de regresar a casa.

Leer Menos Leer Más

Mostrando 1 - 12 de 12 productos
Mostrando 1 - 12 de 12 productos

Morcilla y patatera extremeña

Patatera extremeña

La patatera ibérica es un embutido peculiar y único porque se puede consumir tanto fresca como curada. Desde el primer día en el que se elabora podemos untarla en pan y comerla sin problemas. La facilidad con la que se prepara la patatera extremeña y su versatilidad a la hora de incluirla en recetas y de tomarla, ha hecho que con el paso del tiempo se haya convertido en un alimento básico de nuestra gastronomía y en un emblema gastronómico nuestro fuera de Extremadura.

Elaboración de la patatera extremeña

La preparación de la patatera extremeña se realiza de forma tradicional durante la matanza del cerdo. Su elaboración estaba más extendida en la provincia de Cáceres que en la de Badajoz, puede ser porque antiguamente uno de sus ingredientes, el pimentón de la vera, fuera más fácil de encontrar en el norte de Extremadura. Pasos a seguir para elaborar la patatera extremeña:

1. Separamos y picamos el magro con la grasa de cerdo.

2. Añadimos a la mezcla anterior ajo, sal y pimentón. Las cantidades de estos tres ingredientes varían en función de la zona en la que nos encontremos y del sabor final que busquemos: patatera extremeña tradicional, morcilla patatera picante, chorizo patatero extremeño, patatera dulce…

3. A parte, pelamos y cocemos unas patatas.

4. Mezclamos las patatas con el resto de los ingredientes. Hay que tener en cuenta que según la receta tradicional hay que mezclar mitad patatas cocidas, mitad resto de los ingredientes y amasarlos juntos hasta conseguir un resultado lo más homogéneo posible. Ahora este proceso se realiza con una amasadora, pero aún en algunas localidades se hace a mano entre varias personas, igual que antiguamente.

5. Por último, es el momento de “embuchar”. Cogemos unas tripas de vaca y las vamos rellenando con la mezcla homogénea final. Una vez la patatera extremeña esté terminada podemos consumirla o dejarla curar.

El éxito de la patatera extremeña, aparte de por su exquisito sabor, radica en la sencillez de su elaboración y en lo fácil y barato de los ingredientes que necesita para realizarse. Estas características hicieron que este alimento se popularizara rápidamente entre la población y que al ser tan barato fuera el protagonista de varias tradiciones, entre ellas “La pedida de la patatera” en Malpartida de Cáceres, en la que los vecinos regalaban patatera extremeña a los jóvenes de los quintos de los pueblos antes de que empezara la Cuaresma.

Morcilla extremeña

La morcilla extremeña ibérica, al igual que la patatera extremeña, es un embutido sencillo que se realiza durante la matanza. Se caracteriza por estar elaborado con la sangre fresca del animal y aunque de primeras este ingrediente eche para atrás a muchas personas a la hora de comprarlo o consumirlo, es el elemento principal que le aporta, nutrientes y el sabor único y característico de la morcilla extremeña. Para la elaboración de la morcilla extremeña ibérica no hay que tener grandes conocimientos, pero sí mucha paciencia y maña:

1. Cogemos el entresijo o la manteca del cerdo y la picamos muy menudita.

2. Añadimos la cebolla cocida y picada. Estas cebollas han sido cocidas el día anterior y bien escurridas para que no tengan nada de agua. Removemos bien los dos ingredientes.

3. A la mezcla anterior agregamos las especias: sal, ajos picados, orégano, hierbabuena… De las cantidades de las especias que incorporemos dependerá el sabor final de la morcilla extremeña.

4. Incorporamos la sangre colada mientras vamos removiendo de forma constante y continua la mezcla.

5. Es el momento de meter la mezcla resultante en las tripas. Debemos tener en cuenta a la hora de “embuchar” que no debemos rellenar al máximo las tripas para evitar que revienten al cocerlas.

6. Hervimos agua en una cazuela y cuando alcance el punto de ebullición vamos incorporando de una en una y muy despacio las morcillas extremeñas, con cuidado de que no queden apretadas en la cazuela. Se les da un hervor y con un tenedor o un punzón, se pincha la tripa para que salga todo el aire que tiene.

7. Por último, las sacamos, las enfriamos una a una con agua y las colgamos para que se sequen al aire.

En Sabor a Extremadura somos especialistas en la venta online de productos elaborados y fabricados en la comunidad extremeña, nos caracterizamos por ofrecer siempre una amplia gama de productos de primera calidad al consumidor. ¡Ya puede comprar patatera extremeña y morcilla de forma rápida, sencilla y desde casa! Además, podrá disfrutar de portes gratis si supera el mínimo establecido en la compra.