Chorizos extremeños - Sabor a Extremadura

Chorizo extremeño

Tienda online Chorizo extremeño

El chorizo ibérico está íntimamente ligado a nuestra tradición gastronómica ya que se considera uno de los productos más típicos de Extremadura.

E...

El chorizo ibérico está íntimamente ligado a nuestra tradición gastronómica ya que se considera uno de los productos más típicos de Extremadura.

En Sabor a Extremadura nos encanta poder ofrecerte todas las variedades de chorizo que nuestra comunidad autónoma nos brinda. Trabajamos solo con productos de primera calidad elaborados en nuestra tierra para que disfrutes al máximo de cada uno de nuestros productos. Si quiere, puede comprar chorizo desde casa de forma rápida y fácil. Además, ¡se lo llevamos a casa!

Leer Menos Leer Más

Mostrando 1 - 10 de 10 productos
Mostrando 1 - 10 de 10 productos

Tienda online de chorizos extremeños

Chorizo ibérico

El chorizo ibérico es un embutido con una larga tradición en Extremadura que se elabora a base de carne picada, grasa de cerdo y especias. Es un alimento rico en nutrientes y fácil de preparar por lo que se popularizó rápidamente en nuestra comunidad autónoma convirtiéndose en un producto básico en todas las casas.

Elaboración de los chorizos caseros extremeños

La receta del chorizo ibérico casero puede variar en función del lugar en el que se lleve a cabo. Es más, dentro de nuestra comunidad autónoma dependiendo de dónde nos encontremos, las especias que se le añaden a la carne, así como sus cantidades pueden variar, y con esto, el sabor y olor del embutido. Pero el proceso que se lleva a cabo para realizar el chorizo de forma tradicional es el mismo:

1. Tras la matanza, se coge carne magra del cerdo con betas o trozos de tocino y se tritura todo en una máquina picadora.

2. Se prepara por separado la mezcla de especias en función del sabor y olor final que se le quiera dar al chorizo, entre las que pueden estar: la sal, el pimentón de la vera, tanto agridulce como el picante, orégano, pimiento rojo triturado, nuez moscada molida y pimienta molida.

3. Se mezcla la carne picada con el preparado de especias y se amasa bien para que se reparta lo máximo posible y quedo todo integrado formando una masa homogénea.

4. Para que la carne coja mejor el sabor y el olor del preparado de especias, hay que dejar la mezcla en reposo durante 24 horas.

5. Ha llegado el momento de “embuchar”. Cogemos las tripas y vamos metiendo poco a poco la carne triturada con las especias. Para este paso existen embudos metálicos para hacerlo de forma más manual y máquinas para preparar embutidos tanto eléctricas como manuales. Una vez vayamos metiendo la carne en las tripas, vamos atando en función de la forma que queramos darle al chorizo ibérico.

6. El último paso antes de poder disfrutar del chorizo ibérico es el de la curación. Para ello, simplemente hay que colgar los chorizos bien atados en sitios de la casa seco y fresco. Durante este periodo de maduración, de al menos 50 días, el embutido va adquiriendo firmeza en su textura y va desarrollando poco a poco el aroma típico del cochizo ibérico.

Tipos de chorizo ibérico

El chorizo ibérico es uno de los productos más versátiles de nuestra gastronomía, ya que, al haber muchos tipos se puede tomar tanto solo, como también se puede cocinar de muchas formas para consumirlo de la forma que más se adapte a nuestros gustos y necesidades. Para hacer una clasificación de los tipos de chorizo que nos podemos encontrar, debemos tener en cuenta tres variables: el tipo de carne de cerdo, la forma y el atado de la tripa y las especias que se han utilizado para su elaboración.

Según la carne de cerdo utilizada:

1. Chorizo ibérico de bellota: La carne proviene de cerdos ibéricos que se alimentan exclusivamente de bellotas en las dehesas extremeñas.

2. Chorizo ibérico: La carne procede de cerdos de raza ibérica alimentados con piensos.

3. Chorizo casero tradicional: Se elabora con carne de cerdo blanco, alimentado exclusivamente con piensos en las granjas extremeñas.

Según la forma y el atado de la tripa pueden ser:

1. Chorizo cular: Se elabora exclusivamente con carne de cerdo ibérico. Debido a su forma alargada cilíndrica irregular de calibre superior a los 38 mm, es el que más tiempo de curación necesita. El tipo de tripa que se utiliza para embutirlo es natural.

2. Chorizo de herradura o sarta: Para conseguir la forma de herradura se ata con una cuerda los extremos para poder colgarlo más fácilmente. Suelen tener entre 34-40 mm de calibre y se pueden consumir crudos tras su tiempo de curación.

3. Atados o ristra de chorizos: Este tipo de chorizo se embute en una única tripa que luego se va dividiendo con varias cuerdas atadas para conseguir esa “ristra” de chorizos más pequeños. ¡Es perfecto para barbacoas o para tomar a la plancha! Si se toma crudo, tras el periodo de curación, puede resultar demasiado blanco y algo grasiento.

4. Chorizo vela: Su forma recta y alargada puede confundirse con el chorizo cular, salvo porque su calibre es más estrecho, entre 30-35 mm. Este tipo de chorizos es perfecto para tomar como tapa o en bocadillo.

Según las especias añadidas:

1. Chorizo ibérico dulce: Este sabor dulce característico de este tipo de chorizo, se debe a que en el aliño se ha utilizado pimentón dulce.

2. Chorizo ibérico picante: Al contrario que en el chorizo ibérico dulce, para elaborar este embutido, se utilizó pimentón picante.

¿A qué espera para realizar su pedido? Ya puede comprar chorizo ibérico en nuestra web, y si supera el mínimo de compra establecido, ¡podrás disfrutar de portes gratis!