Recetas

Cachuela extremeña: las mejores tostadas

Por 1 noviembre, 2018 Sin comentarios
cachuela extremeña

Ya sabes que el desayuno es la comida más importante del día. Es fundamental cargar bien las pilas antes de enfrentarnos a nuestros quehaceres diarios, y para ello pocas cosas hay mejor que una buena tostada con cachuela extremeña. ¿Que aún no sabes lo que es la cachuela extremeña? Pues quédate con nosotros porque hoy en el Blog de Sabor a Extremadura te traemos una sencilla receta de cachuela extremeña que está para chuparse los dedos. Toma nota. ¡Comencemos!

La cachuela extremeña, también conocida en algunos sitios como “caldillo” es un producto típico, especialmente en la provincia de Badajoz, elaborado con productos básicos de nuestra gastronomía y que es perfecto para untar en pan de pueblo. Como siempre cuando nos proponemos elaborar una receta, tenemos que empezar enumerando los ingredientes que vamos a necesitar. En este caso, para elaborar una buena ración de cachuela extremeña (para varios días o personas) vamos a necesitar:

  • 1/2 kg. de manteca blanca de cerdo ibérico.
  • 1/4 kg. de hígado de cerdo.
  • Pimienta negra molida.
  • Comino molido.
  • Pimentón de La Vera.
  • 5 dientes de ajo.
  • Sal fina.

En cuanto al proceso de elaboración de la cachuela extremeña, no podría ser más sencillo. Para empezar pelamos y cortamos los ajos en láminas, y troceamos el hígado en porciones no muy grandes. Sofreimos los ajos y los reservamos. Seguidamente tenemos que poner la manteca blanca en una sartén y esperamos hasta que comience a derretirse. Una vez que la manteca esté casi lista, le añadimos los ajos, el hígado y una pizca de pimienta negra recién molida. Dejamos todo a fuego lento durante un tiempo aproximado de 10 minutos. A continuación sacamos todos los ingredientes y los batimos para que quede como un paté, y añadimos el comino, la sal y dos cucharaditas de pimentón de La Vera, rectificando si fuese necesario.

Antes de que nuestra cachuela extremeña esté totalmente fría (es decir, que aún sea manejable), la introducimos en unos recipientes adecuados para su conservación (preferiblemente de vidrio y con tapadera hermética). Un truco para evitar que la grasa se separe del resto, es remover de vez en cuando durante el proceso de enfriado. Ya solo nos quedaría esperar a que termine de enfriarse, y tendríamos nuestra cachuela extremeña lista para degustar. La manera perfecta de consumir esta rica cachuela es untado en tostadas, pero en bocadillo también está delicioso. ¿A que esperas para probarlo?

¿Te ha gustado esta sencilla receta de cachuela extremeña? Pues recuerda que en el Blog de Sabor a Extremadura tenemos muchas otras recetas extremeñas para ti. Todas ellas elaboradas con productos económicos y fáciles de encontrar. Productos de nuestra tierra. Y recuerda que en nuestra tienda online encontrarás la mejor cachuela al mejor precio. ¡Garantizado!