Rincones de Extremadura

Castillo de la Almenara Gata ¡Visita esta maravilla de la Sierra de Gata!

castillo de la almenara gata

La Sierra de Gata es uno de esos lugares llenos de magia de los que todavía tenemos la suerte de disfrutar en Extremadura. Su localización estratégica entre Cáceres, Portugal y Salamanca le ha aportado una riqueza cultural, gastronómica e histórica de la que pocas comarcas pueden presumir. Por si fuera poco, la Sierra de Gata es un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza. Hace ya algunos meses te contamos en nuestro Blog cuáles son los pueblos más bellos de esta región, y que por lo tanto no deberías perderte durante tu visita. Hoy queremos centrarnos en un monumento muy representativo de esta zona. Estamos hablando del Castillo de la Almenara Gata, un edificio singular, lleno de historia y que se encuentra en un lugar espectacular.

Comencemos conociendo un poco sobre la historia del Castillo de la Almenara Gata. En 1212, Alfonso IX de León, se lo arrebató a los moros que ocupaban estas tierras por aquella época, al igual que hicieron con el castillo de Santibáñez, de donde dependía esta torre. Años más tarde, estas dos fortalezas fueron entregadas a la Orden Militar de Alcántara, una de las más importantes de la época.

A nivel geográfico esta torre se caracteriza por encontrarse en lo más alto de un escarpado cerro, en plena Sierra de Gata. Su planta es pentagonal, y está construido fundamentalmente en piedra y cal, con sillares en cada una de sus esquinas. Por estudios realizados, se sabe que allá por el siglo XVI aún existía una barrera de piedra que rodeaba la torre, haciéndola aún más inexpugnable. Aún perdura parte del bello baluarte circular en la entrada frontal, punto a través del cual se accedía a la torre por la escalera de mano, a modo de puente levadizo, otro de los elementos destinados a la seguridad del castillo.

Si deseas llegar al Castillo de la Almenara Gata deberás tomar la carretera de Torre de Don Miguel, y al llegar a una cruz de piedra, tomar la pista que sale a la izquierda. El camino es empinado, pero bien merece la pena, al encontrarse en un pinar lleno de encanto. A continuación veremos como van apareciendo robles en nuestro trayecto y el Castillo de la Almenara Gata surgirá casi por sorpresa de entre los arboles. Una vez arriba, la visita al castillo y las imponentes vistas nos harán sentir que el camino recorrido ha merecido la pena. El retorno puede hacerse siguiendo el mismo trayecto, aunque quizás sea más recomendable hacerlo por el valle del Concejo, a través del camino de los Perdigones, atravesando diversos robledales, prados, huertos y hasta algún olivar.

Si visitas la Sierra de Gata debes saber que es una de las zonas de Extremadura con mayor número de encantos y atractivos turísticos. Pero es que además cuenta con una gastronomía tradicional exquisita. Prueba de ello es la producción del apreciado Aceite de Oliva Denominación de Origen Gata-Hurdes, considerado uno de los mejores de nuestro país, y que puedes conseguir en nuestra tienda online.